0000
Lunes 21.01.2019  01:08
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Biodiversidad
Argentina | Corrientes | 08-01-2019

Traducir a :   Traducir
Un nuevo parque nacional en Argentina, una nueva oportunidad para el jaguar   
Es el escenario elegido para desarrollar un programa de reintroducción de especies de gran valor ecológico y cultural que se habían extinguido localmente
ABC España ( España )
El jaguar es el felino más grande con el que puedes toparte en el continente americano. Se trata, además, también, de uno de los animales más icónicos de América. Sin embargo, la caza y la pérdida de hábitat, entre otras amenazas originadas por el hombre a las que se enfrenta la especie a diario, están comprometiendo su supervivencia.

En el pasado, abundantes poblaciones de jaguar se distribuían desde el suroeste de Estados Unidos hasta Argentina. Hoy solo quedan 64.000 ejemplares silvestres. Y el 90% de ellos viven confinados en reducidas parcelas de territorio localizadas dentro de la Amazonia, especialmente en Brasil.

Este animal ha perdido el 95% de su hábitat original en Argentina, donde se estima una población de 200 ejemplares diseminados por los bosques y las laderas montañosas de las provincias de Misiones, Salta y Jujuy.

En el nuevo Parque Nacional Iberá la organización Tompkins Conservation está trabajando para reintroducir especies de gran valor ecológico y cultural que se habían extinguido localmente, como el jaguar, el oso hormiguero gigante, el venado de las pampas, el tapir, el pecarí de collar y el guacamayo rojo y verde.

El nuevo espacio se extiende a lo largo de 160.000 hectáreas. Su creación fue aprobada por el Congreso argentino en diciembre de 2018. Y se ubica en uno de los humedales de agua dulce más grandes que existen en América del Sur.

El «Programa de Reintroducción del Yaguareté», liderado por la citada organización, comenzó en 2011. Aunque no fue hasta junio del año pasado cuando alcanzó uno de sus hitos: el nacimiento de dos cachorros de la especie, los primeros que venían al mundo en décadas en la reserva provincial de Corrientes «Esteros de Iberá», formada por 553.000 hectáreas que lindan con las del nuevo parque nacional. De hecho, la superficie de ambos espacios da como resultado el parque natural más grande de Argentina.

El programa ahora cuenta con más de 700.000 hectáreas de hábitats repletos de caimanes, capibarasy otras fuentes de alimentos para los jaguares. La organización dispone, además, de cinco ejemplares adultos de este felino, procedentes de zoológicos y centros de rescate en América del Sur, que, aunque no se les considera candidatos para una futura liberación, forman parte de su programa de cría en cautividad.