000
Miércoles 22.09.2021  23:42
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Residuos y Reciclado
Brasil | 28-07-2021

Traducir a :   Traducir
Un estudio muestra el aprovechamiento de residuos orgánicos en América Latina y el Caribe   
Resultados del relevamiento indican que tecnologías de gasificación y de biodigestores son las más promisorias para implantación a gran escala en la región
Agencia FAPESP ( Brasil )
Traducción Programa INFOAMBIENTE
Un estudio muestra el aprovechamiento de residuos orgánicos en América Latina y el Caribe Todos los años se genera en América Latina y el Caribe millones de toneladas de residuos forestales y orgánicos urbanos, pero la región no ha explorado totalmente las tecnologías bioquímicas y termoquímicas que pueden transformar esos residuos en fuentes de energía alternativa, fertilizantes y otros subproductos.

La complejidad técnica de las tecnologías vinculada al alto costo de inversión para implementarlas, sumado a la falta de investigación y políticas públicas dirigidas al sector, impiden que las soluciones avancen en estos países, señala el artículo “El estado de situación de la transformación de los residuos orgánicos a energía en América Latina y el Caribe: Desafíos y oportunidades ”, publicado en la revista Renewable Energy.

El estudio se realizó durante la investigación de doctorado desarrollada por el ingeniero civil mexicano Rodolfo Daniel Silva Martínez, en el Instituto de Energía y Medio Ambiente (IEE) de la Universidad de São Paulo (USP), en el ámbito del Centro de Investigación para la Innovación en Gas (RCGI), un Centro de Investigación en Ingeniería (CPE) creado con el apoyo de FAPESP y Shell, con sede en la Escuela Politécnica de la USP.

Guiado por el investigador Alessandro Sanches Pereira, de la IEE, Martínez investiga la factibilidad de implementar tecnología de digestión anaeróbica utilizando biodigestores de pequeña a gran escala en América Latina y el Caribe. “El primer paso de la investigación fue precisamente tratar de comprender la situación actual de las tecnologías bioquímicas y termoquímicas para el tratamiento de residuos orgánicos en la región”, explica el investigador, en entrevista con el Departamento de Comunicación del RCGI.

Para trazar este escenario, Martínez, su orientador y otros investigadores de instituciones de Colombia, Suecia y Alemania relevaron más de 21.000 estudios académicos sobre el tema publicados entre 2000 y 2019.

“Estas tecnologías se vienen implementando en América Latina y el Caribe a partir, principalmente, de las últimas cuatro décadas, pero las experiencias varían mucho entre países, dada la complejidad y desigualdad socioeconómica de la región”, dijo Martínez. “Argentina, Brasil, Chile y México están a la vanguardia: la legislación ha cambiado y el gobierno ya comprende las ventajas de un tratamiento adecuado de los residuos orgánicos, que está en línea con la lógica de la economía circular y trae beneficios económicos, sociales y ambientales. Aun así, todavía queda un largo camino por recorrer en la región, incluidos estos cuatro países”.

En el artículo, el investigador sostiene que la gasificación podría ser una tecnología de implantación prometedora en América Latina y el Caribe. “Sin embargo, antes de esta implementación a gran escala en la región, es necesario resolver el problema de posibles impactos en el medio ambiente de contaminantes como óxidos de nitrógeno o halógenos”, dijo Martínez.

La opción más viable, argumenta el investigador, serían los digestores anaeróbicos, un tipo de tratamiento bioquímico mediante el cual la materia orgánica se descompone por acción microbiana y genera biogás.

El investigador recuerda que las tecnologías bioquímicas, como los biodigestores, de la fermentación y de la captación de gases de vertederos sanitarios, son más naturales y consumen poca electricidad, sin embargo no son aptas para todos los casos. “Los tratamientos bioquímicos tardarían años en procesar los residuos de madera, por ejemplo. En este caso, es mejor hacer uso de tecnologías termoquímicas”, dice. “Es preciso elegir las tecnologías teniendo en cuenta las características de cada lugar”, dijo Martínez.

Según Martínez, el interés por los biodigestores a gran escala ha ido ganando terreno en los países de la región en los últimos años, a pesar del alto costo de implementación y mantenimiento, además de la complejidad técnica.

Fuente: Departamento de Comunicación del RCGI.