000
Lunes 04.07.2022  13:12
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Biodiversidad
Argentina | Santa Fe | 14-01-2022

Traducir a :   Traducir
Gran preocupación por la situación del río Paraná y de nuestra fauna   
Sin lugar a dudas en los últimos años se ha profundizado la crisis climática en más de un sentido y por varios factores. Nuestra región sufre, sobre todo en los últimos dos años, un ecocidio sin precedentes.
Casilda Plus ( Argentina )
Gina Penelli
Gran preocupación por la situación del río Paraná y de nuestra fauna Luego de que se viralizara una impactante fotografía en donde pueden verse miles de peces muertos en las orillas del río Paraná, representantes de multisectoriales y de organizaciones ambientales comenzaron a explicar la situación que vive nuestro territorio.

En este marco, las chicas de Una Buena Tarde estuvieron en comunicación con Jorge Bártoli, integrante de El Paraná No Se Toca para hablar sobre esta problemática.

“La podemos analizar de diferentes ópticas, sin duda es una bajante histórica, no hay precedentes”, dijo Bártoli sobre la situación del río Paraná. “Muchos hablan y comparan con la bajante del año 1944 pero esa referencia solo sirve como anécdota, porque esta está influenciada por accionar humano, visto de esa manera sí es un acontecimiento histórico”, comentó.

Además, sobre la problemática aseguró que tiene “múltiples factores, los principales son sin dudas el cambio climático, que es un fenómeno que nos parece lejano pero nos está golpeando nuestras puertas. También que toda la cuenca del Paraná y del río Paraguay fue afectada por una monumental deforestación y de cambio en el uso del suelo, esto tiene que ver específicamente con actividades humanas que alteran los ciclos naturales”, explicó. “Y no podemos dejar de mencionar que el Paraná desde los años 70, toda su alta cuenca, fue intervenida por una cantidad de represas que modifican todo”, agregó.

También los altos niveles de contaminación han afectado notoriamente la vida de nuestro río y de toda la flora y la fauna que habitan en él y en sus alrededores. “Lo que viene a mostrar esta bajante hoy está a los ojos de todo el mundo como nunca. No es un bien natural infinito y nos está dando claras señales de que hay serias limitaciones”, sostuvo Bártoli quien además afirmó que el Paraná es “un río al que cada vez que le pedimos más recursos y al que agredimos cada vez mas”.

Preocupación por la fauna autóctona

La pregunta sobre qué pasa con la fauna de los humedales, los mamíferos, los reptiles, los anfibios y el resto de los animales que habitan en la isla es un misterio aún sin resolver. “El principal dato es que no hay dato, no hay ningún organismo que esté analizando lo que sucede con la fauna de la isla”, remarcó el integrante de El Paraná No Se Toca.

“De los peces de los ríos, la cifra de biodiversidad es de 250 especies de peces distintas de las cuales solo están estudiadas aquellas de valor comercial como el sábalo, pero de la mayoría se desconoce información. Si hablamos de poblaciones de yacarés, nutrias, tortugas, lobitos de ríos y otro montón de seres, sobre el estado de esa fauna no hay ningún relevamiento oficial ni ningún dato”, afirmó.

“Podemos decir por la información que nosotros mismos recolectamos que la mayoría de estas especies están prácticamente desaparecidas después de dos años de esto y de la caza furtiva. Estos animalitos buscan refugio en medio de esta tremenda bajante y allí son presa fácil”, explicó.

Se estima que la superficie incendiada durante estos dos últimos años ronda entre las 700 mil y el millón de hectáreas. Lo preocupante de esta situación es que “no hay un criterio oficial que promueva acciones para que esto territorios y su biodiversidad puedan recomponerse”.

Desde el Ministerio de Ambiente se ha adoptado el concepto impulsado por las organizaciones y activistas ambientales y en todo el país se habla no solo de una emergencia climática sino de un ecocidio. “Claro que estamos hablando de un ecocidio, hay algunas especies de la fauna propia de la isla que no se las ve más, es verdaderamente muy preocupante. Es inusitada la situación. Solamente le podemos poner adjetivos, nos gustaría ponerle cifras concretas pero nadie lo está haciendo de manera científica”, cerró Bártoli.